jueves, 6 de junio de 2013

Acción solidaridad 29 de mayo y reflexión sobre los afectos impuestos por la civilización


Como anarquistas nos posicionamos en el conflicto constante y la lucha insaciable de libertad que nos guía y nos estimula a la permanente critica y autocritica que son tan
filosas como nuestros puñales.

 Acción por el llamado a la solidaridad 29 de mayo y reflexión sobre los afectos impuestos por la civilización

Sé que son miles lxs presxs en el mundo, muchos más de lxs que puedo imaginar Sé que con
muchxs de ellxs comparto las tristezas y alegrías como también el fuerte vínculo político de afinidad, de complicidad y sobre todo de convicción en esta guerra social.

Sé que deseo la destrucción de las cárceles visibles e invisibles pero por sobre todo y con prioridad de las visibles, las que nos alejan de los abrazos, de las miradas, del choque de nuestrxs cuerpos. Porque si bien en nuestros sueños (los míos y los de quienes leen estas palabras) y en cada carta y en cada acción nos damos miles de abrazos a la distancia, sé que queremos que estos también sean aquí y ahora, y por sobre todo físicamente y para siempre!!

Por eso, también sé pararme con ellxs, con lxs mixs, con lxs que muestran sus dientes, con lxs
que se niegan a ser domesticadxs. Con lxs salvajes que miran con desprecio al poder. Con lxs que se mantienen dignxs y se llaman al silencio cuando éste es un alidado, pero gritan cuando es necesario. Lxs que no se doblegan. Con ellxs, con lxs guerrerxs salvajes e indomables.

Nuestro amor logra traspasar rejas muros y se esparce entre las grietas de cemento, y nuestro odio enciende hogueras, afila puñales y carga cartuchos.  Son nuestros rugidos lanzados a
la galaxia en espera de ser escuchadxs por nuestrxs compañerxs.

Pero de qué sirven los rugidos, si lxs hipócritas los convertirán en simples maullidos.

 Critica a los grupos de apoyo y a la solidaridad

La solidaridad es un arma y por eso necesitamos confiar en lxs que están dispuestxs a disparar esa arma sin tenerle miedo, sin tambalear. Por ello es importante que el amiguismo no nos gane.

Entre compañerxs anarquistas tenemos afinidad y divergencia. No de carácter o emocional, sino de conocimiento mutuo que nos permite estar juntxs o realizar acciones compartidas. Así, están lxs compañerxs que dignamente se mantienen en silencio desde las prisiones,  con quienes sentimos profunda afinidad, para ellxs estamos quienes  apoyamos desde afuera y decidimos no caer en el juego de chismes ni mentiras circuladas por las redes sociales las cuales vemos que últimamente se incrementan, al igual que la falta de seriedad y seguridad por el uso de las mismas.

En este punto, enfatizo la unión marcada ya sea por estética, música u otro, que deja pasar
ciertas falencias y transforman la lucha en espectáculo barato para redes
sociales. Con ellxs tenemos profundas divergencias.

Entiendo las relaciones de apoyo, de amistad, que muchas veces no tienen expectativas de convicciones compartidas, sin embargo no puedo ver pasivamente que por este tipo de relaciones sociales se diluyan las posiciones combativas de la solidaridad para con lxs compañerxs irreductibles.

En ese sentido, es necesario admitir que muchas veces flaqueamos entre nosotrxs y el miedo
social impuesto por emociones banales como  amiguismos y buen ondismo parece ganarnos. Sin embargo, Como apoyar a alguien cuando sus acciones contradicen nuestras  onvicciones? Como defender acciones que amenazan nuestras vidas libres y nuestras ganas  de generar lazos sinceros y afinidades profundas?  Como mandar amor cuando con sus actos despiertan nuestro odio?

“Podría parecer que los sentimientos son algo que hay que separar de los análisis políticos, por lo que podríamos, por ejemplo, amar a una persona que no comparte de hecho nuestras ideas y viceversa. Esto, en líneas generales, es posible, por muy desgarrador que sea. Pero en el concepto de profundización del conjunto de los problemas sociales debe ser incluido también el aspecto personal (o si se prefiere, de los sentimientos) en cuanto el someterse en modo instintivo a nuestras pulsiones es a menudo una ausencia de reflexión y análisis no pudiendo admitir simplemente el ser dominado por Dios.” Bonnano


Nuestra lucha contra la civilización es también contra todos sus valores impuestos, pues para
nosotrxs solo existe la afinidad y esta tiene que ser consiente coherente y consecuente para nuestros actos y acciones.

Asi, muchas relaciones de solidaridad hoy en día encubren relaciones y afectos impuestos
por la civilización: ¿No es un nuevo afecto ese afecto incondicional, a-crítico por las mujeres en estos tiempos cuando cualquier palabra contra ellas es tildado de machismo? ¿No es la primera muestra de nuestro colonizaje el entender y ponernos del lado de quien traiciona y entrega al poder datos e información valiosos? Yo me lo pregunto, sé que mis afines también, y entramos en autorevisión constante y aguda. Clavándonos los puñales a nosotrxs mismxs si es necesario.

Quiero mandar mis abraxos y mi mano tendida a aquellxs compas que con sus acciones fortalecen los lazos de relaciones sinceras y nos dejan mirar la posibilidad de paisajes libres


Y mi odio, a aquellxs k no, a aquellxs que prefieren mirar para otro lado y no quieren quitarse las vendas de los ojos, a los que prefieren la mentira y la hipocresía. A lxs policías sin uniformes, lxs arrepentidxs, lxs que juegan a dos puntas. A lxs que buscan protagonismo a costa de lxs compas presxs. A lxs k esconden la mierda bajo sus camas y a lxs que se victimizan y van promulgando su papel de víctimas por donde vayan… Pronto se caerán sus mascaras.

Miedo al conflicto? Nunca! Censurar nuestras palabras? JAMAS! Conflictividad permanente
y tensión constante Que los afectos impuestos por la civilización no nos ganen!


Salvajes y Rampantes

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada